Compartir

Tras anunciar que no participará con TSM en el split de primavera, Doublelift se sincera durante una entrevista con el periodista Travis Gafford para explicar los motivos que le llevan a sentarse en el banquillo tras una decepcionante fase de grupos en los Mundiales.

El ADC Yiliang ‘Doublelift’ Peng critica duramente la vida del jugador profesional, mostrando sus frustraciones con ese modo de vida y las exigencias físicas y mentales que tienen que soportar. Las condiciones que describe son, cuanto menos, muy duras. Habla de 10 horas o más cada día de entrenamiento, con muy poco tiempo libre -él asegura que en los últimos dos años sólo ha tenido un día de descanso al mes- y casi sin vida más allá de League of Legends.

Es tan malo como parece“, declaraba al hablar con Gafford. “Es simplemente una vida pésima el estar entrenando entre 10 y 12 horas al día durante diez meses, o incluso once, y después de todo eso…el 99% de los profesionales no ganan. Así que al final de todo eso, te sientes vacío y decepcionado.”

También recuerda sus primeros días, cuando aún tenía tiempo para interactuar con los fans mediante streams, pero cuando la escena competitiva se ha desarrollado más y el número de competiciones se ha expandido, los horarios de prácticas lo hicieron con ellos. Eso provoca incluso que haya eventos que se queden fuera de la programación por saturación.

Para muchos jugadores, es un estilo de vida que acaba afectando a la propia salud. Doublelift habla de Aleš ‘Freeze’ Kněžínek, quien ha estado de baja por una lesión de brazo desde los playoffs de la EU LCS de verano, o de su compañero Søren ‘Bjergsen’ Bjerg, que se lesionó con dolor de muñeca. Y no es algo que ocurra sólo en LoL, en Counter Strike muchos equipos tienen que declinar participar en ciertos torneos para que sus jugadores descansen.

En el caso de Doublelift, aunque no se le ha diagnosticado ninguna lesión específica, si indica que comienza a sentirse incómodo por tomar ciertas posturas que afectan a su cuello y rodillas, empezando a sentirse “letárgico y fatigado”. Asegura que los motivos que lo llevan a tomarse un descanso son más psicológicos, admitiendo que empezó a sentirse así desde el comienzo de la temporada, pero que desconoce hasta que punto le ha afectado por no haber ido al médico en sus seis años de carrera.

Puede que otros sigan mi ejemplo, van a ver que entrenar entre 10 y 12 horas no es una buena vida. Puede que me tome un descanso por un año entero, o para el split de primavera…aunque en mi opinión es inconsecuente porque es una gran pérdida de tiempo para un jugador profesional“, continúa acerca de sus propias dudas sobre sus futuros planes.

También deja claro que no se está retirando, a pesas de sus dudas. “Esto no significa que vaya a retirarme. Voy a tomarme un descanso. Un split en seis años no es prácticamente nada. Hay una posibilidad de que no vuelva, pero es muy pequeña. Mi gran objetivo es regresar más fuerte que antes.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta