Compartir

Con el final del split de primavera 2017 en la LCS, Riot ya se prepara para los numerosos cambios que nos esperan en el split de verano. A falta de los partidos decisivos que dictaminarán al campeón de la temporada, algunos ya piensan en el futuro y lo que nos espera para el siguiente reto. Una nueva temporada que llega con la gran actualización del Heraldo, que se antoja como nuevo gran objetivo de la partida.

Tras año y medio a la sombra de otros objetivos, como el también subestimado Dragón de Aire, en el early game, Riot parece tener la receta del éxito para convertir al Heraldo en un deseo a derribar. Este cambio convierte al Heraldo en todo un Ariete de batalla con un daño masivo para las estructuras.

Aquel que lo devuelva al Vacío recibe el “Ojo del Heraldo”, un objeto que permanece de manera temporal en el inventario y que ofrece Retirada potenciada. Al usarse antes de que se agote, el Heraldo es invocado y acudirá a la calle más cercana con un único objetivo en mente: llevarse consigo todas las torres posibles. Ese es la razón de su existencia, y no malgastará su tiempo luchando contra campeones, aunque se deberá tener cuidado con su daño en area. El daño será desmesurado y el mismo está ligado con su vida, por lo tanto aunque seguirá siendo un tanque, conviene mermarle todo lo posible o incluso derribarle antes de que destroce la línea.

No hay comentarios

Dejar una respuesta