Compartir
Imagen: LVP

Con tres jornadas por delante y cero margen de error, aún quedaba mucho por disputar en esta Superliga Orange de League of Legends. En primer lugar MAD Lions podía sellar su plaza de playoffs, pero se encontraron con un eMonkeyz que se sigue aferrando al sueño. Y en segundo lugar, el partidazo de la jornada nos iba a dejar con un severo repaso de Movistar Riders a Vodafone Giants para proclamarse campeones de la fase regular y asegurarse su puesto en semifinales. Espectacular el año de los jinetes que llevan ocho meses invictos en una serie, un récord que no querrán perder.

La esperanza no se pierde en la jungla de los monos

Los leones tenían claro el papel que debían seguir para conseguir atar su plaza de playoffs, y casi le sale bien. Sobretodo porque en la primera partida el Jax de Werlyb volvió a ser el protagonista, gracias en gran medida a un enorme selfmade que está recuperando su mejor forma en este tramo final de temporada.

Pero con gran parte de su partida en la mano, a MAD Lions le volvieron a entrar los nervios y eso lo aprovechaba el recién llegado Sertuss que se crecía y mantenía vivo a los monos. Vivos hasta que una fantástica iniciación de selfmade y un mejor flanqueo de Werlyb terminó con triple para Jax y la partida sentenciada.

MAD Lions quería cerrar la serie por la vía rápida, y juntaban una setup de locura con Nocturne, Ryze, Rumble… y el regreso de Ashe a la SLO. Una Ashe que no pudo empezar mejor sumando una doble tras una mala rotación de eMonkeyz, que hacía un buen trabajo en medio intentando, sin éxito, denegar a Nemesis.

Werlyb y selfmademan seguían a un gran nivel, pero nuevamente con los leones tirando de la partida, volvieron a aparecer los nervios y las jugadas raras. Otro que seguía a un nivel sensacional era Nemesis, pero precisamente una cazada sobre esloveno desencadenó una gran teamfight para los monos, que conseguían el Nashor y Sertuss que volvía a destacar carrileando a los monos. La partida era una locura, con continuos intercambios de golpes donde las flechas de Ashe eran decisivas, pero los que volvieron a golpear fue eMonkeyz que tras otra gran teamfight conseguían un segundo Nashor que allanó el camino al nexo, al empate, y a seguir soñando con la cuarta plaza.

Riders impone diferencias

La superioridad de Movistar Riders se vio desde la fase de picks y bans. Finn se guardó para el final la elección de una Irelia que terminó siendo clave, haciendo sufrir desde muy pronto a Yoppa. El toplaner está haciendo olvidar la baja de Xyraz, pero aun con su trabajo, y el de un Cinkrof a un nivel espectacular, la estrella volvió a ser un Hatrixx al que poco le importó que Giants destinase recursos en castigarle, el midlaner se recupera con una facilidad pasmosa.

Desde muy pronto los condicionantes de la victoria de Riders eran cada vez mayores. Y es que incluso las iniciaciones y cazadas de Giants terminaban con teamfight a favor de Riders, al que le sonreía la suerte con hasta tres dragones de montaña consecutivos. La bola de nieve era insalvable, y tras un par de Nashors toda la base de Giants terminó cayendo en un nuevo repaso de los jinetes, que cabalgaban a gran velocidad hacía el liderato.

Con tanto en juego, los primeros minutos del segundo mapa fueron más tranquilos. Se buscaba la acción, pero no arriesgaban demasiado por lo que no pasaba nada. Pero al minuto 13′ pasaron de la nada al todo. Una doble rotación a medio desembocó en la primera sangre en la que volvió a morir el bueno de Yoppa. Algo tras lo cual se sucedieron unos minutos de locura y dominio absoluto de Movistar Riders, con Finn dándole un serio repaso al serbio, Nemesis denegando a Kashtelan, Cinkrof superando en todo a Razork con un trabajo de la visión perfecta, y Jeskla y Klaj arrollando a la botlane de Giants.

Con un Nashor al 20′, y Hatrixx superando los 300 minions al 25′, Movistar Riders tenía la partida totalmente en su mano, momento de no arriesgar demasiado. Poco a poco caían las torres y seguían llegando cazadas, con Jeskla pegando cómo y cuándo quiso en todo momento. Giants era un juguete en manos de un Riders que con algo de freestyle terminaron cerrando el mapa y la serie, consiguiendo la corona de la fase regular de verano.

No hay comentarios

Dejar una respuesta