Compartir

Tras la stompeada sufrida contra el Vitality de Minitroupax y Jiizuké, nadie esperaba que H2k pudiera sacar nada positivo contra un Fnatic aspirante al trono, menos cuando el conjunto de Dylan Falco ha mantenido a casi todo su bloque y se le esperaba un nivel perfecto en estos primeros encuentros.

Y así comenzó la partida, Fnatic era enormemente superior a un H2k resguardado. No hubo kills hasta casi el 17′, cuando Fnatic ganaba por 4-0 en torres, una primera sangre que también se llevo Broxah. Hasta 6-0 fue la ventaja de Fnatic en torres, que además habían conseguido todos los objetivos disputados.

Un hilo de esperanza asomaba en H2k, y eso era que el equipo mantenía el nivel de farmeo, aunque en principio completamente inútil. A pesar de la superioridad de Fnatic, Sheriff no cometía errores, y SmittyJ y Caps comenzaban a escalar de manera considerable. Eso permitió que en la primera teamfight fuera H2k quien golpease con una gran cazada sobre Rekkles, sOAZ y Broxah, lo que significaba Nashor gratis.

Destrozando pronósticos, más aun viendo el early game, al minuto 27 se igualaba el contador de oro. A pesar de que SmittyJ desperdiciaba el segundo Barón con un power play negativo. Aun así su trabajo con Vladimir en top estaba siendo redondo, especialmente en las peleas, a las que se sumaban unos Sheriff y Caps que poco a poco iban golpeando a su rival.

Fnatic desaparecía. Y H2k lograba su tercer Nashor para ir directo a por el Dragón Anciano. ¡Doble bufo para los de Veteran!. Una presión que Fnatic no pudo parar viendo como su rival arrasaba con su base rival, logrando igualar en torres al 42′, e inmediatamente tirando el nexo dando el campanazo de la jornada.

No hay comentarios

Dejar una respuesta