Compartir

Los movimientos en la élite española del League of Legends comienzan a anunciarse de cara a la próxima temporada de la Superliga Orange, donde Movistar Riders tomará el puesto del Valencia eSports, que ha anunciado oficialmente que su equipo no estará en la competición a pesar de haber estado entre los mejores del último split.

El conjunto ché, relativamente nuevo en la escena española de los eSports, anuncia que quiere seguir comprometido con la escena competitiva, pero que deja de competir en concreto en la Superliga, puesto que se tiñe de azul para la llegada del nuevo equipo de Motroco.

A finales de junio el club valencianista ya adelantó que se desvinculaba de su actual plantilla de League of Legends, de hecho algunos de sus jugadores se movieron en el mercado y varios de ellos (Itsi, Moryo o Adryh) compitieron en nuevos clubes en la ESL Masters en Gamepolis.

Sin dar más información, el conjunto ché adelanta que se mantendrá en la Grieta del Invocador, pero afirman que van a “explorar nuevos caminos que seguro gustarán a nuestros fans”, por lo que queda abierto el saber el rumbo que tomarán.

Sin dar detalles de la operación, la LVP ha confirmado que Riders aterriza en la Superliga, algo que concuerda con fichajes del nivel Motroco como nuevo entrenador o Hatrixx para la calle central.

El club anuncia que llega a esta “nueva etapa con ilusión y está conformando un proyecto deportivo de garantías para competir de acuerdo a las exigencias de la competición”, a la que llega con la voluntad de ayudar a su crecimiento.

No hay comentarios

Dejar una respuesta