Compartir

En Norteamérica, cada vez son más las celebridades y jugadores de todos los ámbitos que se unen al sector de los deportes electrónicos y el último en sumarse es Demetrious Johnson, campeón de peso mosca en la UFC, que entra de la mano de Northern Gaming.

La organización canadiense trabaja con juegos como Rocket League o WoW y dentro de muy poco, lo veremos también en Overwatch, adentrándose cada vez más de lleno a los deportes electrónicos.

La lista de famosos deportistas y personalidades relacionadas con el deporte cada vez es más amplia, sobre todo si analizamos los nombres que provienen de NBA: Rick Fox, estrella de Los Ángeles Lakers de la década de los 90 que creó su propio equipo de LCS para Norteamérica, el dueño de los Dallas Mavericks, que invirtió en una empresa de apuestas y de ligas fantasy especializada en eSports, Shaquille O’Neal, y los dueños de los Sacramento Kings, que se adentraron con NRG eSports en la máxima competición del League of Legends a nivel Norteamericano al igual que Fox. Stephon Marbury dijo que haría su propio equipo y también entraron los Sixers haciéndose con Team Dignitas y Apex.

También se habla de Kobe Bryant y sus intenciones de introducirse en este sector, aunque de momento sólo se ha pronunciado con buenos términos hacia los deportes electrónicos sin adelantar nada. El que sí lo ha hecho es Stephon Marbury, que ha confirmado un futuro equipo en China.

Las agencias de inversión y de capital ven en los Estados Unidos una gran oportunidad en los deportes electrónicos y por ello, son cada vez más las celebridades de otros deportes que se suman a los eSports. 

No hay comentarios

Dejar una respuesta