Compartir

El pasado 6 de julio no fue un día cualquiera, pues por fin, y tras una larga espera, Doomfist llegaba a nuestras vidas. Sin embargo muchos nos encontramos en ese mismo momento con una triste sorpresa, y es que tras meses de especulaciones finalmente el carismático actor Terry Crews no era quien daba voz al nuevo héroe de Overwatch. Algo que a toro pasado son buenas noticias para el actor, satisfecho de que haya prevalecido el bien del juego al suyo personal o incluso al de los seguidores que deseaban verle en dicho papel.

Así lo desvela en una entrevista a PC Gamer, en la que la estrella de Brooklyn Nine-Nine Los Mercenarios se muestra muy feliz de que Blizzard haya tomado la decisión correcta de optar por Sahr Ngaujah en lugar de por él mismo, no por falta de ganas, desde luego, pero si porqué el juego mejora con dicho movimiento.

Cuando fui a Blizzard descubrí que no quería influenciar en la decisión de nadie. Los creadores tenían su visión y yo no quería estropear eso. Les hice saber que yo estaba más que encantado de colaborar, pero cuando vi que habían elegido a otro me pareció perfecto. Se trataba de tomar la mejor decisión para el juego y eso hicieron. Sé que la gente está molesta, pero no yo“, comenta Crews.

Sin embargo toda esta historia no ha sido en vano, pues el actor habla también de su fantástica relación con Blizzard, por lo que no niega trabajar con ellos en el futuro, además de abrirle las puertas a otras compañías: “Si alguna vez hago algo con Blizzard sería fantástico, con estos tipos somos todos muy amigos. Lo mejor para mi de todo esto es que terminé trabajando con Microsoft para Crackdown 3 que es más de lo que podría haber soñado. No podría haber sido un personaje jugable en Overwatch, solo mi voz, aquí si estoy dentro del propio juego“, concluye el actor.

No hay comentarios

Dejar una respuesta