Compartir

Si hay una empresa que se ha tomado muy enserio el tema de los cheats es PUBG Corp. y es que no sólo persigue y banea a los jugadores tramposos sino que los pone en mano de la justicia. Eso ha hecho con 15 personas de China que tras ser arrestados deberán hacer frente a penas de cárcel y multas desorbitadas.

Según las cifras proporcionadas por PUBG Corp. Los datos del software anti-cheats BattlEye mostraron que el 99% de los jugadores baneados en lo que llevamos de año son de China por lo que la compañía está haciendo un especial esfuerzo en controlar las trampas desde el país asiático.

Los 15 arrestados en esta última redada han sido acusados de “desarrollar programas de pirateo, comercializar con el fin de lucrarse programas de pirateo y realizar transacciones ilegales”. Por todos estos delitos les ha sido impuesta una multa que asciende a 5 millones de dólares.

A los detenidos además se les acusa de que algunos de los programas de piratería que han distribuido, incluía el virus “Huigezi Trojan Horse”. Este programa abría una puerta trasera en el ordenador del infectado para extraer datos e información ilegalmente. Así que no sólo los piratas informáticos hacían trampa en el juego, sino que también robaban información.

Está claro que PUBG Corp. no se anda con chiquitas y que el gobierno Chino se está mostrando muy colaborador en la lucha contra el fraude que suponen este tipo de trampas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta