Compartir

Con más de diez millones de ventas en el acceso anticipado, PUBG se ha convertido en un éxito inigualable y a la vez inesperado tal y como cuenta el propio Brendan Greene, creador del juego, que desvela solo esperaban llegar a las 200.000 o 300.000 copias vendidas en el primer año.

Con esos datos en la mesa después de cinco meses y después de haberse convertido en el juego que ha obtenido el mayor récord en la historia de Steam en cuanto a jugadores simultáneos, parece que no hay barreras actualmente para PlayerUnknown’s Battlegrounds, aunque sus creadores pensaron que estarían varios escalones por debajo.

El propio Brendan Greene ha afirmado que “mucha gente del equipo no se lo podía creer. Había algunos más veteranos en la industria de los videojuegos que decían que venderíamos unas 200.000 o 300.000 copias en el primer año, pero cuando llegamos al primer millón la oficina se llenó de sonrisas”.

El propio Greene predijo que su juego podría vender un millón de unidades en el primer mes y así vendió su producto a pesar de que Bluehole solo aspiraba a esas 200.000 copias, pero es que PUBG destrozó todas las predicciones y vendió dos millones en los primeros 30 días.

Un proyecto debut como el de Bluehole no tenía ni siquiera las miras puestas en números tan altos, ni siquiera en poder convertirse en uno de los cimientos de los eSports en la situación actual, pero la potencia con la que ha arrancado recuerda a los inicios de Minecraft.

No hay comentarios

Dejar una respuesta