Compartir

Hoy estamos ante una de esas noticias que a nadie le gusta dar. El equipo español Qlash y nuestro único representante en los Mundiales de Brawl Stars 2019 ha sido expulsado del torneo por incumplir las normas de Supercell. Esto es sin duda un durísimo golpe para el competitivo español de este título.

La sorpresa saltaba cuando Supercell comunicaba los equipos occidentales que participarían en Corea y en esa lista no se encontraba el nombre del equipo español que había conseguido la plaza. En su lugar aparecía el nombre de Nova Esports EU que habían quedado finalistas del clasificatorio europeo.

A los pocos minutos era el mismo equipo de Qlash quién hacía un comunicado oficial en su cuenta de Twitter explicando lo sucedido. Al parecer uno de sus jugadores “permitió que alguien más ingresase a su cuenta y grabase una repetición de una partida no relacionada con el Mundial para un tercero”

A esto se le llama “account sharing” o “préstamo de cuentas” y si bien es cierto que está especificado como infracción grave por el código de Supercell, parece algo duro que descalifique a todo el equipo. También parece que hayan sido poco compresivos pues la tercera persona no usó la cuenta para jugar sino para grabar un vídeo.

Obviamente la escena de Brawl Stars se ha revelado contra este asunto pues no les ha parecido justa esta decisión. Son numerosas las voces que están quejándose y animando a la vez a los españoles que han recibido un duro golpe.

No hay comentarios

Dejar una respuesta