Compartir
La nueva valquiria de Clash Royale

La transformación de determinadas cartas en Clash Royale suele ser una de las tomas de decisiones más importantes en el seno de los desarrolladores pero habitualmente este giro está relacionado con la jugabilidad y no con el aspecto visual, una modificación centrada en esta ocasión en la valquiria desde un punto externo.

La diferenciación tanto de regiones como de servidores en Clash Royale tiene una diferencia abismal dentro del juego en pequeños detalles que van más allá de los nombres, pero en el caso de ciertas tropas eso se eleva incluso a modificar las representaciones gráficas de los mismos según el sitio en el que se juegue.

La versión china por ejemplo es una de las más extrañas por tener más variantes con respecto a la versión oficial del juego en el resto del mundo, y curiosamente en las últimas semanas se ha descubierto que la joven del hacha tiene una apariencia distinta cuando se comprueba el menú de la carta in-game.

En cualquier cuenta dentro del servidor chino la valquiria tiene una cara de esfuerzo totalmente alejada de la formalidad básica del personaje nacido de la mitología nórdica, pero no hay una respuesta clara para entender por qué hay variantes tan extrañas entre una región y otra.

La nueva valquiria de Clash Royale

Hay otros casos en los que el uso de determinados colores sí son fundamentales para forzar incluso el cambio en el juego (algo que pasa con el veneno en China), pero aparentemente esto quizás signifique un adelante de la próxima oleada de contenidos para poner en pie a esta n uva valquiria a nivel global.

En las últimas semanas se ha generado un debate sobre la potencia física de la valquiria como tropa por su facilidad para tanquear por encima de muchas otras cartas parecidas con personajes con armadura como el caballero o los príncipes, pero lo cierto es que el choque de culturas para poner en pie a una deidad como lo es la valquiria le da una fuerza sobrehumana capaz de ser uno de los personajes más fuertes del juego dentro de sus cuatro de elixir.

No hay comentarios

Dejar una respuesta