Compartir

Cada vez está más cerca el final de la segunda temporada de Esports Championship Series de Counter-Strike: Global Offensive pero el evento quiere dar un giro y cambiar los planes, sobretodo para con las relaciones entre los equipos profesionales que participan en la liga y que ya os presentamos anteriormente.

Según se anunció hace unos días, ECS está ofreciendo a los equipos la oportunidad de pagar para ser co-propietarios de la liga, convirtiéndose de esta forma en accionistas de esta.

La ECS actualmente tiene un comité interno formado por representantes nominados por los miembros de la liga y que se involucra en el funcionamiento y gestión de la misma, así de todo lo refente a los jugadores (sanciones, pagos, regulaciones, etc).

Este modelo facilitaría la gestión de la liga, además de la planificación y estabilidad de la misma (algo no muy destacado en la escena del Counter Strike: Global Offensive). Además de que los equipos se beneficiarían económicamente y esto se podría reflejar en el aumento salarial de los jugadores.

A día de hoy, tan solo 13 de los 20 equipos han aceptado el acuerdo, pero aún quedan dos de los siete equipos restantes por dar a conocer su respuesta.

Compartir
Artículo anteriorEvil Geniuses vuelve a COD para la PlayStation Experience
Artículo siguienteLa arquera y la valquiria, cosplay de Clash Royale
Estudiante de Lenguas Modernas y Traducción en la Universidad de Alcalá de Henares, fanática de los esports y redactora a ratos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta