Compartir

A escasos días de conocer el nuevo ganador del Major de Counter-Strike, una bomba ha roto la tranquilidad de la comunidad del shooter. ESL estaría en conversaciones con Valve para la realización de una liga franquiciada.

Antonio Meic, CEO de Cr4zy, dio una entrevista durante la anterior fase del Major en Berlín en la que habló sobre diversos temas que conciernen al equipo. Lo que parecía una entrevista centrada en el estado de forma del roster se tornó en una sorpresa de los planes de Valve con Counter-Strike.

Al igual que sucede en otros juegos, como League of Legends, Overwatch o en la próxima liga de Call of Duty, ESL habría llegado a un acuerdo con Valve para empezar a desarrollar una futura liga de franquicias para Counter-Strike.

En dicha entrevista, el CEO de Cr4zy hablaba sobre las conversaciones para crear una liga «apoyada por Valve» en la que el coste de una plaza estaría entorno a los dos millones dólares. Esta liga comenzaría en Estados Unidos primero ya que, según sus palabras, no se había hablado nada sobre Europa.

Las dudas sobre esta liga estarían encima de la mesa, Valve hasta el momento no ha estado interesado en crear un ecosistema cerrado para Counter-Strike. A diferencia del resto de juegos, la compañía de Gabe Newell ha dejado, desde un primer momento, el camino libre a las compañías para organizar torneos. La única restricción es la de los Major, que son los únicos campeonatos que Valve tiene entre manos y que cede los derechos a una u otra compañía.

La llegada de una liga de franquicias por parte de ESL supondría un enorme cambio en la comunidad de Counter-Strike, además de plantear incognitas sobre los beneficios de estar dentro de dicha competición. Queda tiempo aun para saber el resultado de las conversaciones pero parece que Valve quiere involucrarse cada vez más en el ecosistema competitivo de Counter-Strike.

No hay comentarios

Dejar una respuesta