Compartir

Mediante un extenso comunicado, Valve explica las razones de peso que ha llevado a la compañia tomar la polémica decisión de excluir a los entrenadores del entorno de los partidos en los próximos Majors.

Tras recibir numerosas críticas desde la comunidad por la decisión, Valve se mantiene rígida y, aunque admite que esta nueva regla plantea ciertos conflictos sobre el papel de los entrenadores, aseguran que con ello ayudan a los equipos que no pueden permitirse contar con los servicios de un coach.

«Cualquier equipo de cinco jugadores debe demostrar que posee la habilidad de funcionar entre ellos sin la ayuda de nadie más«, dicen en su artículo, considerando al entrenador como un sexto jugador.

Si bien la tarea del coach siempre ha pasado por asesorar a los equipos durante las partidas, Valve señala que nunca fue su intención permitir que cumplieran esa función, y que deben centrarse en «actividades tradicionalmente relacionadas con el entrenamiento, como el preparamiento, el apoyo, el estudio del rival, etc

También aclaran que el hecho que les llevó a tomar la decisión fue un correo que recibieron enviado por el organizador de un evento de parte de un entrenador que representaba a varios equipos. En ese correo, enviado el día 8 de agosto, se exigían más privilegios para los entrenadores durante los partidos.

Para Valve quedó claro en ese momento que la situación se estaba exagerando por parte de los entrenadores, que estaban haciendo caso omiso a Valve desempeñando la función de IGL y, por lo tanto, debían detener esa ilegítima toma de responsabilidades. Sin el nuevo Major aún anunciado, los equipos tienen ahora tiempo para ajustar sus rosters y cambiar sus plantillas.

Compartir
Artículo anteriorFlaxxish nuevo jugador de ASUS ROG Army
Artículo siguienteNatus Vincere invitado a la IEM Oakland
Redactor y editor de @eSports4Players. Guionista y escritor en ciernes, amante de los videojuegos y de las historias. Entendido de Hearthstone, COD, CS:GO, Overwatch y Clash Royale.

No hay comentarios

Dejar una respuesta