Compartir

El meta de Hearthstone ha recibido a un nuevo invitado. La clase del mago ha vuelto a colocar un arquetipo entre los tres con más ratio de victorias: el «Big-Spell». En un meta dominado por el Paladín Impar y el Druida Token, el arquetipo más clásico del popular juego de cartas ha conseguido subirse a la cresta de la ola.

Sin embargo, lejos quedan aquellos tiempos en los que el Mago contaba con mazos asequibles a la vez que poderosos como el Mago Robots o el Mago a Hechizos. El «Big-Spell», que no es un arquetipo nuevo del todo, cuesta alrededor de 13.000 polvos arcanos, debido a que lleva once cartas épicas y cinco legendarias: Barón Geddon, Sindragosa, Alexstrasza, Llamadragones Alanna y Jaina la Exánime.

La estrategia del mazo se basa en aguantar la mesa gracias a los hechizos de limpieza de alto coste del mazo como Fogonazo, Polimorfia, Furia de Dragón o Meteorito, para luego remontar gracias a la sinergia elemental de Jaina la Exánime con Barón Geddon o a Llamadragones Alanna.

El código del mazo: AAECAf0ECNACxQTTxQKgzgKb0wLy0wKj6wKm8AILTYoByQPsB5vCApbHAtXhAtfhApbkAr7sArfxAgA=

Este arquetipo se mete de lleno en un meta en el que poco han durado el Guerrero Provocar y el Cazador Hechizos, síntoma de la inestabilidad actual del modo Con Rango.

Compartir
Artículo anteriorUna singergia total, la clave en el éxito de Griffin
Artículo siguienteLlega el esperado nerf a Los Pillos y Mortero en el cambio de balances de julio
Periodista a tiempo parcial. Friki a tiempo completo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta