Compartir

Los últimos nerfs tras la salida de Arena de Rastakhan han cambiado muy poco el meta de Hearthstone. Sin embargo, la combinación de la expansión con el último parche ha lanzado a lo más alto de las listas a la clase de Cazador. Rexxar está de enhorabuena, pues se ha colocado como la clase más versátil y poderosa del juego de cartas de Blizzard.

Y es que los arquetipos de Cazador clásicos son viables, pero además un par de ellos han subido su porcentaje de victorias. En el tier 1 hay cinco arquetipos: Cazador reclutar, Cazador últimos alientos, Cazador hechizos, Cazador secretos y Cazador midrange. Incluso Cazador impar tiene más del 50% de victorias, lo que lo coloca en el tier 2.

Cazador hechizos ha recibido la novedad de Zul’Jin y Flecha con cebo, suficientes para hacer un mazo que ya era viable en uno de los mejores dentro de la clase. Especialmente curiosos resultan los casos de Cazador reclutar y Cazador últimos alientos. Ambos mazos solo han incluido a Oondasta, pero han sabido reciclar las herramientas ya presentes en el juego para mantenerse en lo más alto.

Por otro lado, Llamada del amo y Garrágil han dado poder a Cazador midrange, mientras que Cazador secretos sigue siendo exactamente el mismo mazo salvo por el Contendiente enmascarado. Esto se debe a que la nueva edad dorada del Cazador no es solo por las cartas recibidas, sino por los brutales nerfs a Druida, que tenía uno de los mejores mazos contra la clase de Rexxar: Druida provocar.