Compartir

Thank Mr Broxah. El mensaje más repetido por los fans de Fnatic toma sentido tras un viernes extraño, de solo tres mapas, paliza y un solo dios viajando de línea en línea tanto con Karthus como con Rek’sai, un 3-0 que deja KO a Team Vitality en la lucha por el trono en LEC.

La primera temporada de LEC tiene ya al mejor Fnatic de la temporada, un lujo que pocos podían imaginar después del inicio del equipo y que hoy ha quedado comprobado tras uno de los mayores stomps vistos en los últimos años, una demostración de superioridad en todas y cada una de las líneas de la Grieta del Invocador.

Hubo algo de mala suerte en todas las kills que se llevó Mowgli Team Vitality, pero la realidad es que en ningún momento dieron sensación de equipo, de conjunto, de tener un plan para parar a los bichos de Fnatic. Pagaron los errores, pero en términos generales fue mucho más, Fnatic está a otro nivel.

El primer mapa ofrecía un interesante Gangplank vs Lucian en top que ni siquiera tuvo relevancia en partida. Con setup de early, Team Vitality fue a por todas a campear a Bwipo, pero Fnatic sabía de ese plan y preparó a conciencia al toplaner como bien comentó tras el partido…y precisamente por eso los eligieron.

Mowgli se apropió de las pocas kills de los suyos en el early con Jarvan, pero su build defensiva no le aportó nada más al equipo, mientras que sus fallos le costaron la partida después de varios fallos de comunicación. Team Vitality lo intentaba aferrándose al plan de sacar ventaja en los primeros minutos, pero para ese momento Broxah ya era un monstruo con Karthus y el riesgo de Mowgli en un 5v5 provocó un Nashor que acabó con todo. 1-0.

El resumen de la primera partida es, palabra por palabra, lo que has leído en el párrafo anterior. Mowgli campea a top, se lleva las dos primeras kills, pierde tanto tiempo que no se da cuenta del farmeo de Broxah (Karthus de nuevo) y en este caso Rekkles destroza la línea. Fnatic ganaba en todas las líneas y a cada minuto las caras de los jugadores de Team Vitality reflejaban que la caída era inevitable. Tres inhibidores caídos al 26, Bwipo sobrado con Aatrox y Broxah demostrando el mejor nivel de 2019.

 

Después de tanto chocar contra el muro, YamatoCannon fue a la desesperada con una locura con Gragas y Yasuo en la última rotación, pero la tercera partida fue el palo más fuerte. Broxah, ahora con Rek’sai tras el ban de Karthus, puso a los suyos 5-0 en pocos minutos y ya en los 10 primeros Fnatic ganaba por 4K de diferencia.

Rekkles secó a Attila (poca culpa para el ADC), Nemesis destrozó con Kayle hasta el punto de cerrar con una pentakill y Team Vitality veía cómo sus ilusiones se esfumaban por la puerta pequeña, aquella que no tiene puntos de fuga para el MSi ni para los Worlds.

Con esta undécima victoria consecutiva, Fnatic abre los playoffs de la mejor manera posible y ahora espera rival en este novedoso sistema de fase final para volver a reinar en el viejo continente.

No hay comentarios

Dejar una respuesta