Compartir

La temporada no empezó nada bien para Fnatic, que comenzaba pinchando ante Origen en el primer partido de esta LEC 2020, pero apenas unos días después las cosas son ahora muy diferentes, escalando a los puestos altos de la tabla donde deberían permanecer hasta la posible disputa del título.

Aunque eso sí, no fue sencilla la victoria ante SK Gaming, que trabajó y mucho para contener a su rival, hasta el punto en el que era el conjunto alemán el que tenía el control del encuentro gracias a su ventaja de escalado. Y es que aunque el Rengar de Bwipo dominaba a Sacre en los primeros minutos, selfmade se encontraba muy perdido con Elise, todo lo contrario que Trick con Taliyah, muy activo y acertado en early, dominando a placer para dar ventaja tanto en mid como bot.

El juego de Trick aceleraba el ritmo de la partida, en el que se veían rápidos cambios de líneas muy favorables para SK Gaming, que sacrificaba un dragón y una torre a cambio de Heraldo y las dos torres del carril inferior (con el bonus de primera torre incluido). Y todo antes del minuto 11.

Pero llegaron las liadas, y SK buscaba pelea cuando no debía, sabiendo que la espera jugaba a su favor, teniendo una magnífica limpieza de oleadas entre Taliyah, Miss Fortune, Gangplank… errores que le dieron alas a un Fnatic que aprovechaba esos errores para peleas muy favorables y que terminaron siendo claves. Fnatic solo cometió un error importante al tampoco respetar a su rival, y SK Gaming lo aprovechó con un 3×0, pero se lanzaba sin pensarlo hacia un Nashor que les destrozaba, ideal para que entrasen Nemesis, que brillaba con Ornn y un Rekkles que pegaba gratis con Senna desde la backlane, destrozando a SK Gaming y asegurando no solo el Barón, si no también el alma infernal. Armas más que de sobra para asediar y terminar cerrando la victoria.

Compartir
Artículo anterior¿Podría Final Fantasy VII: Remake llegar más allá de Midgar?
Artículo siguienteG2 se divierte con Origen para seguir invicto en LEC

No hay comentarios

Dejar una respuesta