Compartir

La historia del League of Legends a nivel internacional no se concibe sin un equipo asiático en una gran final, hasta hoy. G2 Esports ayuda a Team Liquid para escribir la historia en ste MSI 2019 y elimina en una serie vibrante a SKT en un emocionante 3-2 donde Wunder y Caps fueron los héroes europeos.

Ayer lo hizo Norteamérica y hoy Europa, ¿qué? Pues darle la mayor bofetada en la historia competitiva del LoL a Corea, China y a todos aquellos que siempre creyeron en que el trono nunca saldría de Asia…pero es que así lo ha querido Ocelote.

El español ha construido una plantilla inmejorable en Europa con el fichaje de Caps y precisamente el midlaner junto con Wunder han demostrado ser unas auténticas bestias en la Grieta del Invocador, dos piezas de un engranaje casi perfecto basado en el flex y en la creatividad.

En el primer mapa G2 apostó por la Irelia de Wunder dejando el Sona-Taric en la calle inferior y SKT supo evitarlo. Tiró inhibidor muy rápido en top y se centró en pelear en zonas cerradas con una setup en la que brillaron Kennen y Jarvan. Magnífico Teddy con Ezreal.

El lado azul se llevó las cuatro primeras victorias de la serie y desde ahí G2 tiró de Draven para ganar la segunda partida. En un ARAM eterno donde los samuráis fueron más proactivos, Caps dominó un mapa marcado por una eterna pausa de más de 30 minutos tras la cual logró una espectacular pentakill con Akali.

SKT ganó el tercer enfrentamiento en el early. Clid hizo su mejor actuación en una demostración perfecta de cómo usar Rek’Sai y aunque los samuráis aguantaron todo lo que pudieron al late para darle fuerza al Vladimir de Wunder, cometieron demasiados fallos. Uno de ellos, un engage más que forzado en la calle central, los terminó de condenar a pesar de que el topalner europeo estuvo cerca de liarla 2v5.

Con la cuarta se aumentó el hype. G2 forzó el quinto mapa con un inicio apoteósico en el que Perkz y Caps se inflaron gracias a los buenos combos de Braum y Skarner en los primeros minutos y a pesar de varias jugadas de Faker en modo dios, los chicos de Grabbz aprovecharon su superioridad y ganaron con un backdoor mientras tenían Nashor en contra. Ese Gnar saliendo de la fuente para cerrar la partida es imposible de olvidar.

El cierre lo cambió todo. G2 apretó desde el minuto uno para modificar su suerte en el lado rojo y marcaron las pautas desde el draft. Con un nuevo Sylas top y sobre todo, el flex para mandar a Syndra a la calle inferior, los samuráis marcaron el camino. Con Wunder desatado con Sylas y Caps excesivamente roto en medio, SKT supo aguantar e incluso asustar a los europeos con un ACE en la lucha del Nashor, pero precisamente se arriesgaron y ahí una pelea de Caps lo cambió todo.

Las semifinales han hecho historia y precisamente por eso este MSI 2019 será recordado como el que cambio los términos del League of Legends competitivo. Con Asia a un lado, Norteamérica y Europa se jugarán el trono mundial este domingo a partir de las 09.00h.

No hay comentarios

Dejar una respuesta