Compartir

Por si no tuviéramos suficiente polémica para este final de año con todo lo sucedido en Griffin, malas noticias llegan también desde la TCL que requieren su divulgación, para de este modo tratar de crear conciencia y evitar que sigan sucediendo. Y es que según denuncian algunos de sus jugadores, Galatasaray Esports lleva algunos meses sin pagar a sus jugadores.

En el mejor de los casos los están recibiendo con un retraso importante, y lo peor es que parece que no es algo nuevo de este último split. El último de ellos en hablar, y gracias al cual se ha reabierto todo y llegado más lejos, ha sido el midlaner coreano GBM, ex de RNG o Vitality que desde hace un par de temporadas milita en Turquía, llegando a los Worlds 2018 con SuperMassive.

Tal y como explica GBM, estos impagos llevan produciéndose desde el mes de octubre, y siempre con la promesa por parte de la directiva de “os pagaremos la semana que viene“. Entrando ya en diciembre, el jugador no ha podido seguir ocultando la situación.

En el propio mes de octubre, su compañero en Galatasaray, el jungla BalKhan, denunciaba un caso similar, pues ni él ni ninguno de sus compañeros cobró nada en todo el split, hasta que se produjo el primer pago unos días antes de las finales de TCL. Algo que seguramente explique la renovación total del roster entre las dos temporadas de este 2019, más cuando también hubo denuncias del ex-support, Tolerant. Una inquietud que les pasaba factura en el juego, y dado que se quedaron a las puertas tanto del MSI como de los Worlds 2019, pues la frustración se entiende que sea aún mayor.

No mucho después de las acusaciones de GBM, Erol Özmandıracı, miembro responsable de la junta directiva de Galatasaray Esports, se defendía argumentando que, al menos en lo que concierne a GBM, se le había pagado la mitad de su sueldo y que “muy pronto” se le pagará lo que se le debe. Claro que aún así continúa siendo una situación cuando menos inadmisible.

No hay comentarios

Dejar una respuesta