Compartir

Invictus Gaming tenía en su mano la fase de grupos perfecta. Pero todo se torció cuando se enfrentaron a un SKT furioso y con ganas de comerse también este MSI 2019, una derrota que solo les impide el 10-0 pero ni mucho menos un liderato que les sirve para elegir a Team Liquid como rival en semifinales.

El día volvió a comenzar redondo para IG volviendo a vencer sobre Flash Wolves. Los taiwaneses pelearon y mucho, mostrando a la vez la mejor y peor versión de Hanabi o Bugi. La clave estuvo en una magnífica cazada que terminó en 4×1 y les dejaba el camino libre hacía el Nashor donde, de manera incomprensible, se dejaron apalizar por la Margarita de Ning mientras focuseaban al Barón, y el jungla chino no tuvo más que entrar y robar cómodamente mientras además se hacía una doble. Un throw que les costó la partida y les daba el 9-0 al campeón del mundo.

Pero enfrente quedaba un SKT que en muchos momentos también ha mostrado debilidades. Un duelo apasionante, sin nada en juego tras la victoria de Liquid sobre G2, y donde el orgullo se olía a través de la pantalla con Faker y Rookie partiéndose la cabeza sin minions desde el miunto 1. Tras ello y por obra de Clid los coreanos se ponían por delante, pero muy ansiosos, y eso lo aprovechó Invictus para de nuevo generar ventaja de donde no lo hay, con un TheShy demasiado inspirado. Y fue en el mejor momento de los chinos cuando SKT hizo uso de sus numerosos recursos y que IG había menospreciado. El Kennen de Khan o el eterno Ryze de Faker protagonizaban una gran jugada en el dragón, tras lo cual llegaría una ejecución preciosa en el Nashor para asegurar el objetivo y tras ello generar una ventaja cada vez mayor que Invictus no pudo parar.

SKT logra arrebatar la imbatibilidad a Invictus y teniendo ya asegurada la segunda plaza se medirá a G2 Esports, pues el campeón del mundo eligió enfrentarse a Team Liquid en semifinales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta