Compartir

Transcurridas algunas semanas desde que se hiciera público el escándalo dentro de la organización de Echo Fox, finalmente el fundador y co-propietario Rick Fox ha decidido que procederá a la expulsión de uno de sus inversores para cerrar un problema que podría traer graves consecuencias.

Fue en el mes de abril cuando el ex-alero declaraba su intención de abandonar el club tras recibir insultos racistas tanto él como uno de sus inversores, Jace Hall, por parte de otro de sus inversores a través de un correo electrónico. Aquello llegó a instancias de la LCS y Riot Games anunció que dicha persona, a la que algunas fuentes reconocen como Amit Raizada, debería ser despedida en un plazo de 60 días si no querían incumplir con la normativa de la competición y por tanto poder ser incluso expulsados de la LCS.

Tras algunas semanas de incertidumbre, finalmente Rick Fox a través de su GG Podcast y tal y como recoge ESPN, anunció que lucharía por expulsar a dicha persona de Echo Fox y reestablecer la calma en la organización: “Creo que es importante que cuando hay una injusticia en la sociedad la señalemos y la expongamos […] Así que tomé la decisión de luchar para expulsar a esta persona de Echo Fox, y poner a nuestra organización en una situación en la que siga adelante“.

No hay comentarios

Dejar una respuesta