Compartir
Vodafone Giants

El valor de Vodafone Giants en el circuito español de los deportes electrónicos no tiene techo y la última ronda de inversión del club malagueño es un ejemplo claro, tres millones de euros con tres propósitos claros, expansión internacional, nuevos productos y la construcción de una gran sede física en Málaga.

El proyecto de Vodafone Giants es una línea ascendente en los esports desde cada una de las ventanas que abren, ya sea merchandising, profesionales, streamers, cantera y sobre todo el contacto directo con la afición, algo a lo que llegan muy pocos y en lo que ellos se diferencian.

Ese trato, el triunfo en la competición y el talante para complementar la marca la llevan al siguiente nivel de la mano de José Antonio Sánchez Cózar, empresario ligado al sector de la formación y fundador del Grupo Sánchez Cózar, el único inversor de la ronda capaz de mantener el club como una apuesta exclusivamente patria.

Es inevitable pensar en éxito dentro de los deportes electrónicos en España sin caer en la marca Vodafone Giants y este es un ejemplo en la búsqueda del crecimiento, así lo ve su CEO José Ramón Díaz: «La incorporación y confianza de un socio tan importante reafirma el crecimiento que ha vivido Vodafone Giants en el último año. Vamos a continuar liderando la industria de los esports nacionales«.

La apuesta de los gigantes, con nombres y apellidos

Vodafone Giants tiene tres focos en mente, abrir una nueva sede en Málaga para argumentar su historia conjunto a la de la ciudad, crear un plan de desarrollo de la marca con canales propios de venta y el desarrollo de nuevos productos digitales, tres vías sobre las que construir su futuro más allá de los resultados.

Otro de los puntos a explotar es el nuevo Giants Fighters Dojo de Barcelona, una experiencia totalmente fresca en el panorama nacional capaz de abrirse a la competición en una rama diferencial, otro de esos riesgos que les hacen estar en el primer puesto en diversos frentes.

El inversor y empresario José Antonio Sánchez Cózar lo resume así: «Por un lado, se trata de una oportunidad única para entrar en un sector con muchísimo potencial en términos de crecimiento y de creación de valor de la mano del mejor socio posible. Y, por otro lado, respecto a nuestro negocio, la inversión se corresponde con un movimiento estratégico dentro de nuestro proceso de renovación hacia una formación de carácter tecnológico, digital y orientada a la empleabilidad”. 

La que es la mayor apuesta en una ronda de inversión en la historia de los esports en España sigue un rumbo fijo hacia uno de los grandes líderes del movimiento gaming en nuestro país, un soplo de aire fresco para crecer, ir a más y demostrar de qué son capaces tanto dentro como fuera de la competición.

Compartir
Artículo anteriorEvil Geniuses se reinventa a sus 21 años, logo y camiseta renovados
Artículo siguienteDe Aquaman a Atlantis, el destino de la Temporada 3 de Fortnite
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta