Compartir

Que los equipos coreanos son los más fuertes de la escena competitiva internacional de League of Legends era algo que se lleva poniendo de manifiesto desde hace bastantes temporadas. La LCK está un punto por encima de el resto de ligas de forma que, salvo sorpresa, ningún equipo norteamericano o europeo puede hacer frente a los que llegan del país asiático.

La prueba de ello está siendo el Mundial de LoL de este año. Pasados ya los cuartos de final los tres equipos coreanos se han clasificado para semis, y después de haber pasado por encima de sus rivales con bastante facilidad. Norteamérica se quedaba sin representante tras la caída de Cloud9 contra Samsung Galaxy estos cuartos. Team Solo Mid, uno de los favoritos de NA, ni siquiera pasaba la fase de grupos.

Con Europa ocurría exactamente lo mismo.  G2 eSports, el ganador de la LCS europea, quedaba cuarto de su grupo habiendo ganado un sólo partido. Un equipo que parecía tan superior al resto de plantillas europeas se volvía a casa completamente de vacío.

Ahora la esperanza europea reside en H2K, que consiguió el acceso al Mundial casi por la puerta trasera al quedar tercero en puntos en la LCS. Un equipo que no consiguió vencer a G2 durante la temporada regular y que ahora es la única plantilla europea que resiste. Con suerte, ya que hasta ahora no ha tenido que enfrentarse a ningún equipo de la LCK. Y sí, aunque Albus Nox Luna había dado alguna sorpresa, hubiera sido aún más sorprendente que los rusos se sobrepusieran a H2K.

h2k
H2K es el único equipo occidental que resiste en el Mundial

Sin embargo, todo este repaso sólo hace pensar en una cosa. ¿Se están volviendo aburridos los Mundiales? Los cuatro partidos de cuartos han sido auténticos stomps. Los partidos donde había equipos no asiáticos acababan 3 a 0 y, aunque los chinos intentaban vender cara su piel, ninguno lograba poner en verdaderos apuros a los coreanos.

¿Dónde ha quedado la emoción? H2K incluso ganaba la segunda partida a ANX en apenas 22 minutos. Samsung Galaxy pasaba por encima de Cloud9 sin que estos pudieran hacer nada por evitarlo. Ahora, la primera semifinal podría ser un partido más de la LCK, por lo que tenemos asegurado, una vez más, que un equipo coreano llegará a la final del Mundial.

En la segunda semifinal H2K tiene que enfrentar su primera prueba contra Corea. Sí, tanto ellos como Samsung acabaron en posiciones parejas de sus respectivas ligas, H2K terceros y SSG cuartos, pero el nivel no está nada igualado. El papel de los europeos es bastante complicado, y no podemos asegurar que vaya a haber espectáculo o sea otra stompeada.

La superioridad coreana se lleva viendo hace ya varios mundiales. SKT va a por su tercera copa del mundo. De los cinco mundiales celebrados hasta la fecha, sólo dos de ellos han sido ganados por equipos de otras regiones. Fnatic en su primera edición y Taipei Assassins el segundo año. Desde entonces el dominio coreano ha sido total. Y los dos equipos que llevan siendo campeones desde entonces, SKT y Samsung Galaxy (por aquel entonces Samsung Galaxy White), vuelven a estar en semifinales este año y con probabilidades de repetir en la final.

SKT fueron campeones del mundo en 2013 y 2015.
SKT fueron campeones del mundo en 2013 y 2015.

Algo tiene que cambiar en la mentalidad de los equipos europeos y norteamericanos (y de la Wildcard también) si quieren ofrecer espectáculo y estar a la par de las regiones asiáticas (de Corea, realmente). El Mundial de League of Legends, la máxima competición que ofrece este juego, no puede ser un festival de arrasamientos donde está todo vendido incluso antes de su inicio y donde la máxima emoción es qué equipo de la LCK ganará este año.

No hay comentarios

Dejar una respuesta