Compartir

Con la ausencia de la Superliga Orange la Liga de Videojuegos Profesional quiere retomar el contacto con el competitivo de Clash Royale con el anuncio de la primera Copa de Clash Royale, un proyecto similar al anunciado en CS:GO que comenzará el próximo 13 de agosto.

A la espera del inicio de la Clash Royale League en sus diferentes regiones, la escena profesional está sedienta de una gran competición al más alto nivel y en España la LVP propone un torneo intermedio antes de retomar la temporada regular de la SLO con el extra que supone la inclusión de equipos menos conocidos.

Con un formato parecido al de CS:GO, la LVP propone a todos los equipos externos a su mayor competición varios clasificatorios por medio de ArenaGG, de donde saldrán seis equipos que se unirán en una fase de grupos a los 10 de la SLO.

Con cuatro grupos de cuatro equipos cada uno y una vuelta para enfrentarse a cada uno de sus rivales (al mejor de cinco sets con tres juegos por set), solo los dos mejores de cada grupo pasarán a la fase de eliminación en cuartos de final.

A priori Vodafone Giants debería ser el gran rival a batir después de levantar el trofeo en las finales de Gamergy, sobre todo porque ha sabido recomponerse a pérdidas tan importantes como Matt, Surgical o zTeemper con fichajes como los de JuanxX o Rouber.

Será interesante ver cómo se preparan el resto de equipos de la competición, porque la escena española ha sufrido una salida de estrellas hacia la Clash Royale League, por lo que habrá muchas caras nuevas en los equipos conocidos y seguro que posibles nuevos nombres que sorprendan de los clasificados en ArenaGG, además del estreno de Cream Esports.

No hay comentarios

Dejar una respuesta