Compartir
Adrian

En los últimos días se ha vertido mucha información acerca de las conversaciones de Echo Fox con el jugador Adrian ‘Adrian’ Ma. El equipo estadounidense maniobró para contratar al support cuando este ya había firmado por otro equipo, Phoenix1. Muchos consideraron que la maniobra habría sido ilegal y que Echo Fox habría cometido ‘poaching’, esto es, entrar en contacto con un jugador para ficharle cuando ya tiene contrato con otro equipo.

Ahora, Riot Games ha decidido tomar cartas en el asunto y se ha pronunciado en un comunicado sobre la legalidad de las acciones de Echo Fox. Según la desarrolladora de League of Legends, Echo Fox no habría cometido ninguna falta. “El ‘poaching’ sólo puede ocurrir cuando un miembro de un equipo tiene un contrato listado en la ‘Base de Datos Global de Contratos’ y otro equipo entra en negociaciones con él”, afirma Riot en el comunicado.

Debido a que, pese a haber sido anunciado ya como jugador de Phoenix1, el contrato de Adrian aún no estaba en dicha base de datos, las acciones de Echo Fox fueron perfectamente legitimas a ojos de Riot. “P1 contrató a Adrian, pero antes de que enviara la documentación, Echo Fox y otros equipos entraron en negociaciones con el jugador”, ha comentado el miembro de Riot Chris Hopper. “Estos contactos son perfectamente legales. Hasta que Phoenix1 no envió la documentación, la Liga consideraba a Adrian un agente libre”.

Algunos jugadores, sin embargo, parecen tener problemas con la Base de Datos de Contratos debido a que no se actualiza con toda la frecuencia que desearían. Jugadores como Kim ‘Ssumday’ Chan-ho and Lee ‘Chaser’ Sang-hyun, que firmaron recientemente con Team Dignitas, aún no aparecen en la base de datos. Paul ‘sOAZ’ Boyer sigue apareciendo como jugador de Origen, pese a haber firmado con Fnatic recientemente, y Fabian ‘Febiven’ Diepstraten aún cuenta como miembro de Fnatic, pero se marchó a H2K el pasado 1 de diciembre.

El problema es, por tanto, que los contratos que no son actualizados en la base de datos no están reconocidos oficialmente por Riot, lo que puede generar muchos problemas a los jugadores de cara a quedar protegidos por la normativa de la compañía. Según ha podido saberse mediante un miembro de la LCS norteamericana, no hay unas fechas fijas para actualizar la base de datos, sino que  depende de que “se reciban contratos y se considere necesario”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta