Compartir

Que una buena racha internacional te lleve al Top Nº1 del mundo de CS:GO es algo bastante habitual entre los equipos de siempre. Sin embargo de un tiempo a esta parte esta dinámica ha sido destrozada por un Astralis que acaba de cumplir un año ininterrumpido en la cima del Counter-Strike.

Fue el el pasado 22 de abril de 2018 cuando, tras su victoria sobre Na’Vi en la DreamHack Masters Marsella, Astralis volvía una vez más al Top Nº1, parando en seco en esa final a uno de sus rivales directos y destronando a FaZe Clan. Ahora ambos, junto a Team Liquid, hacen lo posible por recuperar la corona, pero por el momento el conjunto danés sigue sumando días a su palmarés repleto de títulos.

Tras la desbandada del temible SK Gaming, y la resurrección infructuosa por el momento de MiBR, Astralis demostró no tener apenas rival y firmar un 2018 de auténtico escándalo que le sirvió para llevarse a sus vitrinas la Intel Grand Slam. De sus últimos 18 torneos, Astralis ha conquistado 12, subiendo al podio como tercero o subcampeón en otros cinco, y firmando su peor resultado deportivo desde aquella DreamHack de Marsella de hace un año en la última Blast Pro Series Miami en la que terminaron quintos.

Algunos ponen en duda su potencial tras este último torneo, y aunque Na’Vi o FaZe buscan resurgir, el camino a la cima será una ardua pelea frente a un equipo que busca alargar su racha tras un año sentado en el trono.

No hay comentarios

Dejar una respuesta