Compartir

El plantel que a comienzos de primavera montaba Ocelote con su G2 Esports daba mucho qué hablar, no solo de su potencial de cara a Europa, si no a poder hacer grandes cosas por fin a nivel internacional. Un equipo que ha cumplido y superado las expectativas, no solo destrozando en la LEC si no coronándose además campeón del MSI 2019.

En una final histórica entre los dos equipos más potentes de Occidente, que tumbaban a China y Corea en su camino a la gloria, la serie al mejor de cinco solo tuvo un amo y señor en lo que fue la final internacional más corta de la historia. Es por eso que tras ello muchos se preguntan si este G2 está realmente preparado para plantar cara por el título de los Worlds, y coronarse definitivamente como mejor equipo del mundo.

Para esto último parece que solo les queda un paso. Pues aunque han demostrado carencias, como todos, este equipo de leyenda parece jugar como quiere a League of Legends y que sea el meta el que gire en torno a ellos con inventos que destrozan a cualquier rival. A todos menos a Invictus Gaming, el actual campeón del mundo, y contra quienes no faltan las ganas de revancha, by U-Beat.

No hay comentarios

Dejar una respuesta