Compartir

La mayoría de videojuegos de carácter shooter en PC cuentan con un inconveniente que, de vez en cuando, perjudica a la experiencia de juego. Se trata de los jugadores que hacen uso de cheats, a los que se intenta banear de la forma más efectiva posible. En Playerunknown’s Battlegrounds (PUBG), un juego en constante crecimiento, los sistemas anti-cheats comienzan a arrojar sus primeras cifras.

Según ha anunciado su creador, Playerunknown, más de 150.000 jugadores habrían sido bloqueados en PUBG debido al uso de trampas para obtener mejores resultados personales. BattlEye, quien se ha encargado de detectar e implementar el ban, habría sancionado hasta 8.000 jugadores solo entre los días 12 y 13 de septiembre. Desafortunadamente, son cifras bastante altas que llegan ocasionadas por el auge de PUBG. De todos modos, teniendo en cuenta el gran éxito del juego desarrollado por Bluehole, con más de 10 millones de copias vendidas, el índice de tramposos tan solo supone en torno al 1,5% de los jugadores totales por el momento.

Por otro lado, cabe destacar que PUBG traerá importantes actualizaciones en el futuro, como el efecto niebla y un nuevo mapa desértico.

No hay comentarios

Dejar una respuesta